viernes, 13 de enero de 2012

La justicia católica.

La noticia:

La docente despedida por casarse con un divorciado gana la batalla

Impericia, surrealismo, incoherencia… Estos son algunos de los reproches con que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) acaba de cerrar el caso de la profesora de catolicismo enviada al paro en Almería por casarse con un divorciado. El pleito ha durado 11 años y se cierra con una condena severa a la Iglesia católica, a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Educación por atentar contra “derechos fundamentales” de la profesora Resurrección Galera Navarro. Ha sido el Tribunal Constitucional quien ha puesto orden en este caso de atropello de derechos, obligando al TSJA a rectificar en toda regla su sentencia de abril de 2002, en la que daba la razón a los obispos.
La conclusión...

La Iglesia despide a una profesora de religión por casarse con un divorciado. Sorprendentemente, el Tribunal Superior de Justicia le da la razón a la Iglesia. Ahora el Tribunal Consticuional le da la razón a la profesora, rechazando el recurso de súplica al episcopado y obligándolo a readmitir a la profesora y abonarle los salarios dejados de percibir.

Hasta ahí todo correcto. Lo gracioso es que la Iglesia Católica piensa que está por encima de la legislación actual y aunque el Tribunal Constitucional les diga que no tienen razón, ellos no lo creen, sino que saben que llevan razón, y ya han dicho que no van a readmitir a la profesora.

Y este atraco contra los derechos de la profesora, este desafío a la justicia y a la legislación vigente lo hacen porque saben que llevan años haciéndo lo que les sale de los cojones y como los medios de comunicación no dicen nada, y los gobernantes están de su lado, terminarán ganando.

¿Hasta cuándo se va a permitir que una institución religiosa esté por encima de la ley?

No hay comentarios:

Publicar un comentario