martes, 28 de octubre de 2014

Antisistemas de primera y de segunda


Pongamos de una vez las cartas sobre la mesa. Nuestros gobernantes no paran de usar la palabra "antisistema" para referirse a los demás. Si le preguntamos a los profesionales, la Real Academia de la Lengua Española, nos dice que Antisistema es "Contrario al sistema social o político establecidos".

El sistema social y político también incluye el sistema tributario. Incluye los impuestos que todos pagamos (o dejamos de pagar). Por tanto, que quede claro, todo el que tiene una "Caja B", todo el que financia reformas sin declarar a Hacienda, todo el que tiene cuentas sin declarar en paraísos fiscales, todo el que recibe comisiones por contratos públicos, todo el que utiliza tarjetas "black"; todos ellos son ANTISISTEMAS. Y se les debe tratar como terroristas, igual que ellos insisten en tratar a quienes ellos consideran antisistemas.

Basta ya de medias tintas; basta de repetir la coletilla "el que la haga que la pague" y "respetamos todas las decisiones judiciales". Queremos con ellos la misma contundencia que con los que consideran antisistemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario