lunes, 19 de enero de 2015

La islamofobia se viraliza

Vía móvil, leo un mensaje de esos que se intentan convertir en viral en el que se habla y alaba a un alcalde francés que, ante una queja de padres musulmanes sobre un menú escolar con carne de cerdo, les responde que si quieren vivir en su país deben adaptarse a su sociedad.

Primero, en la sociedad occidental hay un pensamiento generalizado y es que al pensar en un musulmán en Europa se tiende a pensar que es inmigrante, y hasta donde sé, cualquier persona, sea de donde sea, puede convertirse al Islam. Un musulmán no proviene obligatoriamente de un país árabe y puede ser tan europeo como el que más, y aun así querer seguir su doctrina. Del mismo modo que un católico no tiene necesariamente que provenir de Italia (la cuna del catolicismo) ni un judío tiene necesariamente que provenir de Israel, ni un hindú tiene obligatoriamente que provenir de la India.

Segundo, aquí no se trata de religión, se trata de una opción personal por la cual no se come carne de cerdo. Son los musulmanes los que han puesto queja porque ellos se organizan a través de su religión, pero podrían haber sido vegetarianos o veganos (que no están tan bien organizados como una religión) ya que tampoco comen carne; igualmente tenemos a un hindú que no coma carne de vaca, ¿Por qué un colegio público no va a ofrecer un menú vegetariano para quien lo solicite, sea por motivos religiosos o lo sea por lo que sea? ¿Acaso el hecho de consumir carne forma parte de la sociedad francesa?

Luego está el caso de que muchas personas que comparten estos mensajes son católicos (en mi caso me ha llegado de una persona católica). Una de las doctrinas del catolicismo dice que no se debe comer carne en Cuaresma. Según el razonamiento del mensaje, en un estado laico como el francés, aunque una familia católica quiera que su hijo o hija cumpla la Cuaresma debe comerse lo que le ponga el colegio en el plato, aunque vaya en contra de sus creencias; o durante la Cuaresma debería no llevarlo al comedor escolar.

No se trata de defender tu tradición y tu sociedad, aquí ha llegado un punto de sensibilidad extrema exclusivo para con una religión concreta. Que esa religión tenga organizaciones extremistas no debe ser motivo para generalizar con todos los que la profesen. Del mismo modo que en el catolicismo también hay organizaciones y sectas extremistas  pero no se generaliza con el resto de católicos.

Entiendo y comparto el hecho de que un inmigrante es el que debe procurar adaptarse a la sociedad que le recibe. Pero este caso concreto de ofertar carne en un menú escolar sin ninguna alternativa no es válido. La queja la ha puesto una organización religiosa y por tanto se aducen motivos religiosos para rechazarla, pero realmente el contenido de la queja no es religioso, sino del ámbito personal; y en una sociedad abierta y libre precisamente se da libertad a las personas para tomar sus propias decisiones personales, y lo último que pueden decir algunos miembros de esta sociedad es que haya personas que, por considerarlas diferentes, no se les deba permitir tener sus propias creencias pero en cambio ofendernos cuando ataquen las nuestras.

Ese tipo de mensajes para lo único que sirven es para hacer crecer en occidente la islamofobia. Son unos mensajes que hacen crecer el odio para con nuestros semejantes, y no es lógico caer en ellos, porque terminamos convirtiéndonos en los extremistas a los que estamos criticando.

P.D. La última reforma del código penal del Gobierno de España pena la difusión de mensajes por redes sociales que hagan crecer el odio y la crispación social, ¿se incluirán también este tipo de mensajes?. Dicho lo cual, aclaro que no estoy de acuerdo con esa reforma y creo que esto se arregla con educación, no con leyes opresoras.